“Durante 2013 estamos creciendo un 4% con total estabilidad en el empleo y apertura de nuevos establecimientos”

En el actual contexto donde la incertidumbre, el nivel de desempleo, la crisis del Estado del Bienestar y el encarecimiento de los servicio básicos, hacen que las familias, cada día controlen más sus gastos, es lógico que el consumo disminuya.

En los casi 50 años de actividad ininterrumpida, Alsara, como empresa de economía social, ha tenido que hacer frente a situaciones de mucha dificultad, por lo tanto, la que hoy vive nuestra sociedad, es una más de las que hemos de superar con esfuerzo, confianza y con una profunda adaptación a las circunstancias del mercado.

Sin renunciar a la defensa de los principios éticos del cooperativismo, de carácter universal, desde Alsara hemos sido capaces de diseñar un modelo de empresa que nos está permitiendo afrontar la situación con cierta garantía de éxito, teniendo como referencia los siguientes principios: como cooperativa, nuestro objetivo no es el de maximizar el beneficio económico, sino trasladar a nuestros asociados los mejores servicio; haciendo una apuesta decidida por el comercio de proximidad; basando nuestra actividad en pequeños y medianos comerciantes que, manteniendo su independencia e idiosincrasia profesional y comercial, puedan ejercer con dignidad y rentabilidad su actividad comercial.

Desde Alsara consideramos que lo más importante de nuestra razón de ser con las personas y no sólo los asociados, sino también los trabajadores. Nos sentimos satisfechos del nivel de implicación de las personas en el proyecto. Alsara es hoy una garantía de estabilidad y calidad en el trabajo para sus empleados. Tenemos muy presente que en los lineales de nuestros detallistas han de convivir las marcas de siempre, a buen precio, con nuestros productos de marca blanca. Serán los clientes los que puedan elegir qué compran y cuánto se gastan.

Bajo esta filosofía empresarial, venimos desarrollando nuestra actividad a lo largo de 2013, con un moderado crecimiento (entorno al 4%), total estabilidad en el empleo, la apertura de nuevos establecimientos y un colectivo con un nivel de integración y fidelidad cada vez mayor.

Para terminar, animar al detalismo independiente a mantener su ilusión e identidad, aportando por fórmulas de cooperación e integración.

Juan García Baena, directos general Detallistas de Alimentación San Rafael S.C.A. – Grupo Alsara.